Profesionales con pasión

Podemos y sabemos hacer muchas cosas, pero comunicar es lo que más nos gusta y lo que mejor hacemos.

Inés Criado, periodista
Especialista en Comunicación

Su herramienta predilecta es el texto, la escritura, la historia, las palabras.

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Master en Periodismo de Agencia. Ha conocido desde dentro la comunicación de empresas como Telefónica, Diario El Mundo o la Agencia EFE, entre otras. Ha participado en una decena de cortometrajes. Se comunica fluidamente en francés e inglés.

Nahuel Staudacher
Especialista en Imagen y Sonido

Su lenguaje natural es la imagen, el sonido y el movimiento que provocan.

Técnico Productor en Medios Audiovisuales por la Universidad de Córdoba, Argentina. Y en España Diplomado y Técnico Superior en Realización de Audiovisuales y Espectáculos. Ha participado en un largometraje, un mediometraje, dos series de televisión y una cuarentena de cortometrajes. Se comunica fluidamente en francés y portugués.


Entre los bastidores de NanoMundo

Detrás de los vídeos y trabajos de NanoMundo hay un denominador común: la Ilusión. Es el punto de partida con el que nos enfrentamos a cada experiencia. La ilusión por realizar un trabajo “bien hecho”; la ilusión por dejar satisfechas a las personas que confían en nosotros; la ilusión de seguir aprendiendo en cada reto.

Pero esa ilusión no es inocente. Nace de los largos años de experiencias, de muy variados trabajos y proyectos, de muchas personas encontradas, guiones e historias imaginadas y realizadas y de mucho tesón. Hace ya algún tiempo tuvimos un sueño y aquí estamos cumpliéndolo.
Y un poco de historia

NanoMundo surge en Madrid a finales de 2006 como un pequeño medio de comunicación por Internet. En un primer momento se hizo eco sobre todo de reportajes en profundidad, entrevistas y fotografías pausadas. A partir de 2008, y en rincones de Sudamérica, conoció los tiempos vertiginosos del formato periodístico diario y se dejó llevar por las herramientas de comunicación documental y de ficción, tanto para televisión como para la pantalla grande.

Tras un pequeño parón y de vuelta en España, en 2011 se reinventa como Asociación Cultural y se centra en proyectos de formación, educación y alfabetización mediática y en visibilizar realidades sociales vinculadas a minorías vulnerables. Pero NanoMundo no consigue librarse de los efectos de la crisis económica y, como tantos otr@s, decide emigrar al Norte de Europa.

Es allí, en Bélgica, donde organiza su esqueleto y sus experiencias, completa su equipo tecnológico y comienza a dar sus primeros pasos como Productora de Contenidos. Actualmente, NanoMundo tiene su sede de vuelta en España, en Andalucía, y se presenta como una pequeña empresa de Comunicación Multimedia, preocupada -claro está- por hacerse un hueco en el “mundo mercado”, pero sin olvidar ni por un segundo sus principios sociales y sus valores humanos.